BREVE PERO FRUCTÍFERO: ASÍ FUE EL TRABAJO DE ÁLVARO JIMÉNEZ A LA CABEZA DE CHILENUT

No alcanzó a estar dos años presidiendo Chilenut porque así se trazó sus objetivos Álvaro Jiménez Seminario, quien desde comienzos de enero dejó de ser el máximo timonel de la Asociación de Productores y Exportadores de Nueces de Chile A.G., Chilenut, para pasar esa responsabilidad a Nicolás Di Cosmo.

Y es que tras la renuncia de quien fuera fundador de la entidad, Juan Luis Vial a mediados de septiembre de 2016, Jiménez asume la presidencia de Chilenut con un claro y gran objetivo, materializar la fusión de esa organización con Chilean Walnut Commission, de tal modo de poder coordinar mucho mejor las estrategias de mercado, información y actividades de promoción junto con aglutinar la gran producción de nueces, “única manera de asegurar una industria única y fuerte frente los desafíos de producción y de mercado que enfrentaría la industria en los próximos años”, aseguró el dirigente. A su juicio, esta meta se cumplió a cabalidad y su salida obedece a la nueva estructura que tomará la organización en adelante (ver nota), de la cual seguirá formando parte para consolidar esta fusión.

Jiménez también señaló que junto a lo anterior se había fijado la meta de “establecer un ordenamiento administrativo y organizacional del medio”, lo que también considera se consiguió a plenitud.

No obstante lo anterior, el saliente presidente de Chilenut también fue autocrítico con su gestión, al platear que otro de sus objetivos solo lo consiguió parcialmente, y que guardaba relación con re encantar a los asociados y conseguir nuevas adhesiones, materia en la que continuará trabajando ahora como director de la nueva entidad.